A él le debemos la primera consola de videojuegos de la historia: Ralph Baer, un gigante de la ingeniería con una vida apasionante

Compartir en facebook
Compartir en google
Compartir en twitter
Compartir en linkedin

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website.

Welcome!

¡Bienvenido!

Bem-vindo!

Welcome!

¡Bienvenido!

Bem-vindo!