El Ejército estadounidense prueba un panel solar en el espacio con el que enviar energía a cualquier parte de la Tierra

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Click here to view original web page at www.xataka.com

Artículo seleccionado, original en www.xataka.com


El Ejército estadounidense prueba un panel solar en el espacio con el que enviar energía a cualquier parte de la Tierra

Un equipo de científicos de las fuerzas de Estados Unidos ha probado con éxito un panel solar en el espacio con el que proveer de energía a la Tierra. Si bien panales solares ya hemos utilizado tanto aquí en la Tierra como en el espacio, en esta ocasión se unifican los dos conceptos para sacar las ventajas de ambos. De momento, el pequeño prototipo que han creado ha dado resultados positivos.

La idea detrás de ello es poder proveer de energía en lugares remotos cuando no es posible obtenerla de otras formas. Por ejemplo cuando ocurre un apagón por un desastre natural, en casos así simplemente dirigir un rayo desde el espacio y alimentar con energía un lugar concreto de la Tierra.

Un rayo de luz, cuando no hay luz

Según recoge CNN, un equipo de investigadores del Ejército de Estados Unidos ha probado estos meses con éxito la tecnología. El pasado mes de mayo enviaron en el avión X-37B secreto del Pentágono un panel para poner a prueba esta tecnología. El panel, llamado Módulo de Antena de Radiofrecuencia Fotovoltaica (PRAM), tenía aproximadamente el tamaño de una caja de pizza.

Paneles solares en calculadoras: de ofrecer

Dado que el panel se encuentra en el espacio y no aquí en la Tierra, no se interpone nada entre él y los rayos del Sol. Es decir, no hay atmósfera que dificulte la entrada de luz ni limite los rayos que llegan. Es por ello que el dispositivo puede recibir más iluminación de la que recibiría aquí en la Tierra. Así mismo, no se ve afectado tanto por la degradación de la eficiencia que se produce cuando se calienten los paneles solares en la Tierra. De ahí que los récords de eficiencia aquí sean de 47%.

De momento el dispositivo ha sido capaz de generar alrededor de 10 vatios, que si bien no es mucho, es más que suficiente para demostrar las capacidades del panel. El sistema además es escalable, por lo que se pueden crear paneles mucho más grandes que almacenen más energía.

Ahora el siguiente paso es enviar a la Tierra esa energía capturada y almacenada. Es un proceso más complejo, aunque teóricamente posible, según los investigadores. La idea sería utilizar un haz de microondas y onda milimétrica para enviar a la Tierra la energía. Un receptor aquí en la superficie sería el encargado de capturar ese haz de luz y guardar la energía enviada. En otras palabras, un láser que envíe energía desde un satélite a la Tierra.

La ventaja de un sistema así es que puede proveer de energía a cualquier parte del mundo donde haya una antena receptora y se necesite de forma urgente. Más allá de eso, los investigadores ahora tendrán que probar que el envío de la energía de vuelta a la Tierra es viable.

Vía | CNN
Más información | IEEE

Let's start a conversation

This website uses cookies to ensure you get the best experience on our website.