Francia y Alemania querían su propio sistema de seguimiento, pero Apple está forzando a que sea su sistema descentralizado si quieren funcionar en los iPhone

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Click here to view original web page at www.xataka.com

Artículo seleccionado, original en www.xataka.com


Francia y Alemania querían su propio sistema de seguimiento, pero Apple está forzando a que sea su sistema descentralizado si quieren funcionar en los iPhone

La Comisión Europea recomienda específicamente que las aplicaciones de seguimiento por contacto deben ser descentralizadas. Es decir, cuando un usuario da positivo la información debe gestionarse desde el propio móvil del usuario. Es también el tipo de rastreo por el que han optado Apple y Google. Sin embargo, Europa continúa dividida entre los gobiernos que apuestan por un sistema descentralizado y aquellos países que abogan por una aplicación de seguimiento propia centralizada, donde los datos se encuentran en un servidor en manos de las autoridades sanitarias.

¿Cuál es la postura de España en este importante proyecto que durante los próximos meses se pondrá en marcha? ¿Qué países apoyan el proyecto de 'avisos de exposición' de Google y Apple? Como resumen en The Guardian, se trata de un profundo debate entre privacidad y eficacia del sistema de trazabilidad. Un debate donde algunos países preferían un sistema centralizado, pero han cambiado de decisión recientemente ante la dificultad de implementarlo.

Descentralizado vs centralizado: el gran debate sobre qué sistema de proximidad debe implantarse para rastrear a los ciudadanos

Alemania cambia de posición y apostará por el sistema de Apple y Google

Tracing

Mientras Alemania era uno de los países promotores de la iniciativa Pepp-PT y un sistema de seguimiento centralizado, según describe Reuters, el pasado fin de semana cambiaron de postura explicando que defenderán un sistema descentralizado como el que ofrecen Apple y Google.

A través de un comunicado de la ministra de Sanidad alemana, Jens Spahn, se explica que adoptarán un sistema "descentralizado" para la aplicación de contacto por seguimiento, abandonando así la alternativa donde las autoridades sanitarias tenían acceso a los datos para estudiar su propagación. Y es que si bien los sistemas centralizados permiten tener acceso a más datos a los sistemas sanitarios, el descentralizado es el recomendado por los expertos en privacidad al gestionarse el análisis de coincidencia en el propio dispositivo.

Alemania abogaba por la implementación de un sistema centralizado, pero han cambiado de posición después de que Apple se haya negado a adaptar el sistema iOS para evitar un elevado gasto de batería.

Uno de los desafíos que presentaba el protocolo propuesto por el consorcio Pepp-PT era que Apple debía adaptar sus iPhone para que funcionase en segundo plano. La compañía liderada por Tim Cook se negó, lo que ha provocado que "no quede más remedio que apostar por su sistema", según explica a Reuters una fuente del gobierno alemán.

Reino Unido colabora con Apple y Google, pero sin utilizar su sistema

Reino Unido NHS

Mientras Alemania ha cambiado de postura, desde el gobierno del Reino Unido han dado un paso más en la adopción de un sistema de seguimiento por contacto centralizado, en este caso con los datos gestionados por el sistema nacional de salud inglés (NHS).

Según ha anunciado el NHS, durante las próximas semanas lanzarán una aplicación de rastreo por contacto. La aplicación está basada en las indicaciones de epidemiólogos y matemáticos de la Universidad de Oxford.

"En futuros lanzamientos, las personas podrán optar por proporcionar al NHS información adicional sobre sí mismos para ayudarnos a identificar puntos críticos y tendencias", explican. "Los datos solo se utilizarán para la atención, gestión, evaluación e investigación del NHS. Siempre podrá eliminar la aplicación y todos los datos asociados cuando lo desee. Siempre cumpliremos con la ley sobre el uso de sus datos, incluida la Ley de Protección de Datos y explicaremos cómo pretendemos usarlos. Seremos totalmente abiertos y transparentes sobre sus elecciones en la aplicación y lo que significan. La confidencialidad del paciente está integrada en el NHS".

Como explican desde la BBC, "los ingenieros se han enfrentado a varios desafíos para que apoye la detección de contactos lo suficiente bien, incluso cuando la batería está en segundo plano, sin afectar excesivamente a la duración de la batería". Y es que el NHS habría optado por un sistema basado en el Bluetooth LE, de manera equivalente a otros países como Corea del Sur o Australia.

Pese a que las autoridades sanitarias del Reino Unido serán las encargadas de realizar la comprobación del contacto con contagiados, y por tanto estaríamos ante un sistema centralizado, desde el NHS explican que también han colaborado con Google y Apple para su sistema. No para implementar su solución, pero sí para permitir reducir el gasto de batería en segundo plano.

Como parte de la transparencia, publicarán "la llave de seguridad y el código fuente" para que "los expertos puedan analizar que se trata de un sistema seguro".

Francia y España se mantienen a la espera

Francia anunciaba el pasado 8 de abril que se encontraba trabajando en la aplicación 'Stop Covid' de rastreo por contacto. Una aplicación basada en el protocolo centralizado propuesto por la Pepp-PT: ROBERT ('ROBust and privacy-presERving proximity Tracing protocol').

De manera equivalente a Alemania, desde Francia solicitaron a Apple que adaptarse sus funciones de seguridad para permitir implementar su sistema de rastreo. Cedric O, ministro de asuntos digitales de Francia, lo explicaba así: "Le estamos pidiendo a Apple que levante el obstáculo técnico que nos permita desarrollar una solución de salud soberana europea que esté vinculada a nuestro sistema de salud". Según describe Reuters, uno de los responsables de StopCovid comentaba que "Google y Apple mantienen completamente rehenes a los estados europeos".

Cnil

Desde el CNIL ('Commission nationale de l'informatique et des libertés'), organismo administrativo francés de seguridad nacional y protección de datos, explicaban que el contexto es "excepcional", ya que Francia se enfrenta a una crisis de salud global y añadían que la aplicación Stop-Covid cumple con las normas de la Unión Europea siempre y cuando "se respeten ciertas condiciones", señalando las garantías de uso por parte del gobierno. Si bien, como explica LeMonde, desde la organización pedían a los parlamentarios "una gran prudencia" a la hora de utilizar este tipo de sistemas.

Francia insistía en el enfoque centralizado para su aplicación, pero su posición sigue sin estar clara. Estos días 28 y 29 se iba a debatir sobre la implementación de la aplicación StopCovid, pero finalmente ha sido retirada la votación.

Además del cambio de postura de Alemania, una comisión de reputados expertos en seguridad firmaba una carta oponiéndose a sus planes. Un movimiento equiparable a la de numerosos investigadores franceses abogando por el uso del sistema descentralizado DP-3T. "Seguramente será enterrado suavemente", explica la cadena BFM.tv. En relación a que la propuesta de la aplicación centralizada no parece haber conseguido suficientes apoyos en el gobierno como para llevar adelante su votación.

Desde la Secretaría de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial (SEDIA) liderada por Carme Artigas se nos indica que España apuesta por "el uso de aplicaciones móviles de trazabilidad de contactos para enviar alertas y poder frenar las cadenas de contagio", expresando que para conseguir este enfoque común existen dos días: "el desarrollo de una aplicación europea y la interoperabilidad entre las aplicaciones ya existentes".

Sin embargo prefieren seguir siendo cautos ante la pregunta de qué estilo de seguimiento de contacto van a implementar, indicando que "hay que tener en cuenta que hay una decisión que ha de venir del ámbito sanitario y de control de la pandemia".

Varios países europeos empiezan a adoptar el sistema DP-3T

Stopp Corona App 1

Para que el sistema de seguimiento de contacto por proximidad sea efectivo, los gobiernos calculan que al menos un 60% de los ciudadanos debería utilizarlo. Debido a ello, la interoperabilidad entre países es un punto a favor del sistema de Apple y Google. Con su solución, no solo se aprovecha la fuerza que tienen estas dos compañías a nivel de penetración de mercado, sino que además se optaría por un sistema común en todos los países.

En el caso de Suiza ya se ha anunciado la puesta en marcha de este sistema de seguimiento el próximo 11 de mayo, con una aplicación basada en el Bluetooth y el protocolo descentralizado DP-3T. El pasado viernes, Estonia también anunció la utilización de este sistema. Otras aplicaciones como la pionera Stopp Corona de Austria, ya descargada más de 400.000 veces y una de las primeras en ser implementadas, han comunicado que actualizarán su sistema para adoptar el protocolo DP-3T.

15 preguntas y respuestas para aclarar las dudas sobre el sistema de Apple y Google para luchar contra el coronavirus

La API de Apple y Google comenzará a desplegarse el 28 de abril, según explicaba Thierry Breton, Comisario Europeo de Mercado Interior y Servicios, después de mantener videoconferencias con Tim Cook y Sundar Pichai, CEOs de Apple y Google respectivamente. Habrá que esperar unas semanas más para conocer finalmente si los distintos países de la Unión Europea reman en la misma dirección o cada gobierno decide enfrentarse a la pandemia con sus propios métodos.

En Xataka | El gran debate de la privacidad en tiempos del coronavirus: qué está en juego realmente al dar nuestros datos para combatir la pandemia

Let's start a conversation

Este sitio web utiliza cookies para asegurar que usted obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.