Microsoft usa Linux, pero no lo dice muy alto: así es Azure Sphere OS, su nueva apuesta por la internet de las cosas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Click here to view original web page at www.xataka.com

Artículo seleccionado, original en www.xataka.com


Microsoft usa Linux, pero no lo dice muy alto: así es Azure Sphere OS, su nueva apuesta por la internet de las cosas

En abril de 2018 Microsoft daba otra sorpresa en su cambio de filosofía: anunciaba el desarrollo de Azure Sphere OS, un sistema operativo con un kernel Linux especialmente orientado a mejorar la seguridad de todos los dispositivos que forman parte de la internet de las cosas (IoT).

Ese proyecto se hace realidad hoy con la disponibilidad de una plataforma que está ligada a un SoC de MediaTek y que tiene asociado un servicio en la nube para proporcionar esa solución de seguridad completa que se convierte así en la apuesta renovada de Microsoft en este terreno. Eso sí: aunque Microsoft hace uso de un kernel Linux personalizado, no menciona la palabra 'Linux' ni una sola vez en el anuncio o en el sitio oficial del proyecto.

Microsoft y Linux: del odio al amor

Una solución con tres pilares: uno hardware, dos software

La solución de Microsoft consiste en primer lugar en un microcontrolador certificado por Microsoft. Se trata de chips que integran el procesador, el almacenamiento, la memoria y las funciones IoT que permiten ser usados en distintos escenarios.

Iot1

A esos chips se les unen dos componentes software: el sistema operativo Azure Sphere OS, basado en un kernel Linux, y además el servicio de seguridad en la nube Azure Sphere. Este último proporciona por ejemplo capacidades de autenticación, de respuesta a potenciales amenazas de seguridad y a notificaciones que permiten conocer el estado del dispositivo y de las aplicaciones que se ejecutan en él.

Así es como Microsoft perdió la batalla (Linux en Azure, Office en iOs y Android) para ganar la guerra

El primero (y por ahora, único) de los chips certificados en esta nueva solución de Microsoft es el MediaTek MT3620, que de hecho incluye un subsistema de seguridad integrado que Microsoft ha bautizado como "Plutón".

Es probable que en el futuro aparezcan chips de otros fabricantes con soporte para la plataforma: ha habido ya colaboración con NXP y su i.MX 8 —más orientado al ámbito de la inteligencia artificial, los gráficos y experiencias de usuario más ricas— y con Qualcommm y su chip LTE 9205 de conectividad segura a redes de comunicación.

Shhh, nada de mencionar a Linux

El anuncio es llamativo y consolida una estrategia que ha acercado más que nunca Microsoft al Open Source en general y a Linux en particular. La integración del Windows Subsystem for Linux (WSL) en Windows 10 permite desde hace años usar distribuciones Linux como Ubuntu o incluso Kali Linux de forma nativa en una consola dentro de Windows 10, y los esfuerzos en este sentido han ido yendo a más en los últimos tiempos.

Linux2

Lo curioso en este anuncio en particular es que Microsoft parece no querer darle demasiada importancia al hecho de que esta nueva plataforma está basada en un kernel Linux personalizado. Ya anunció el desarrollo de un kernel propio para WSL2, y ahora parece haberse dado cuenta de que esa estrategia es también fantástica para la internet de las cosas.

¿Cómo ha logrado Microsoft que la consola Linux funcione en Windows 10?

Pero como decimos, en Microsoft no dicen muy alto que usan Linux: no hay ni una sola mención de la palabra 'Linux' en el anuncio oficial —que es ciertamente extenso en detalles— y tampoco se menciona el término en el sitio web oficial de la plataforma o en el artículo que Microsoft ha publicado en su blog de seguridad, también extenso y detallado.

De hecho solo hay un guiño indirecto cuado en el sitio oficial Microsoft habla en su FAQ de "cómo se emparenta Azure Sphere con Windows IoT", su anterior plataforma en este ámbito. De nuevo, eso sí, no hay mención en la respuesta, y solo afirman que "complementa a Windows IoT".

Ese silencio respecto al papel de Linux es extraño teniendo en cuenta que sí mencionaban (aunque de forma escueta) su presencia en el anuncio original de 2018.

Presuman de ello o no, la realidad es que Linux ha demostrado con esta plataforma que su versatilidad vuelve a ser clave para que incluso gigantes que renegaban de estas soluciones acaben cediendo a la realidad y aprovechando sabiamente las virtudes de una filosofía que a la chita callando sigue ganando enteros en todo tipo de ámbitos.

Let's start a conversation

Este sitio web utiliza cookies para asegurar que usted obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.